martes, 5 de enero de 2016

EL PUENTE DE LOS ESPÍAS

Si fuera otro el que hubiese filmado está película, me gustaría. Al ser Spielberg también me gusta, pero menos.

El puente de los espías tiene eso que se llama excelente factura técnica. Una recreación de ambientes y lugares verdaderamente fantástica. Algunos inolvidables: estoy pensando en los recorridos por las calles de un Berlín oriental que no acaba de salir de las ruinas de la Segunda Guerra Mundial. También son especialmente emotivas y bien rodadas las escenas del salto fallido del muro o del derribo del avión. Bien, esto está muy bien.

Pero el resto de la película arrastra sin remedio una sensación  muy pegajosa de déjà-vu. Han sido demasiados años de pelis de espías, de guerra fría, de política de bloques. Y ahora llega Spielberg… y no ofrece nada nuevo. Sólo su buen hacer, su magisterio, sus medios. Y unos actores que están a la altura de las circunstancias, aunque mi preferido sea el espía ruso y su humor que asoma en su rostro en el que nada asoma.

El mensaje de las más de dos horas es el mismo de siempre: los valores de Estados Unidos, el empeño de la persona que conoce su deber frente a los que quieren impedírselo, la constitución de USA como undécimo mandamiento… Una moralina que atufa la película y que no aporta nada nuevo; es más, proporciona un retrogusto rancio que evoluciona mal en cerebro los días siguientes.




Título original: Bridge of Spies .
Año: 2015.
Duración: 135 minutos.
Nacionalidad:  Estados Unidos.
Dirección: Steven Spielberg.
Guión: Matt Charman, Ethan Coen, Joel Coen.
Música: Thomas Newman.
Reparto: Tom Hanks, Mark Rylance, Amy Ryan, Scott Shepherd, Sebastian Koch, Billy Magnussen, Alan Alda, Jesse Plemons, Eve Hewson, Peter McRobbie, Austin Stowell, Domenick Lombardozzi, Michael Gaston...
   

6/10

2 comentarios:

  1. Vamos, lo de siempre... Tenía curiosidad por saber de esta película, pero ahora no creo que la vea, como mucho, la sacaré cuando llegue a mi biblioteca o cuando la echen en la tv.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasarán mal rato, porque el director rueda magníficamente. Pero es que nos suena tanto... Efectivamente, pagar la pasta que cuesta el cine para esto, creo que no, pero por lo visto ya, no porque sea una mala película. A las nuevas generaciones les encantará.

      Eliminar

Haz (educadamente) tu comentario.