martes, 7 de julio de 2015

UNA SOLEDAD DEMASIADO RUIDOSA

       
…pero sonrío porque tengo la cartera llena de libros de los cuales espero que por la noche me expliquen algo sobre mí mismo, algo que todavía desconozco" 


Me gustan estos libros tan extraños, estos autores de los que nada sé, pero que en unas pocas páginas comienzan a regalarme nuevas sensaciones al leer.

Hrabal escribe de manera densa, páginas y páginas sin puntos y aparte. Como detalle/reposo para el lector, hay una especie de capítulos, supongo que para respirar, porque el libro se debe leer como un monólogo interior, estilo aparentemente libre pero muy difícil.

El protagonista es un embalador de papel. Le llega de todo, especialmente libros de filosofía y láminas de grandes obras de arte. Con ellas va construyendo sus paquetes, también su vida y su cultura. El protagonista y narrador habla igualmente de Kant que de Jesucristo, de los ratones que hay en el sótano que de su cochambrosa casa, en la que ha ido haciendo una gran biblioteca de libros distraídos.

El texto tiene un humor que a veces es sutil y otras francamente desmesurado, como la historia de ¿amor? con Maruja o la vida de su tío el ferroviario.

Capítulo aparte merece esas alusiones al régimen comunista y a los limpísimos y sanísimos voluntarios trabajadores jóvenes que van a mejorarlo todo.

En definitiva, muy recomendable. Pero nada convencional. Avisado queda todo el mundo.


Título original: Prilis hlucna samota.
Traducción: Monika Zgustova
Autor: Bohumil Hrabal.
Editorial: Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores.
Edición: 1ª.
Lugar: Barcelona.
Año: 2012.
Número de páginas: 102.


8 (sobre 10)

2 comentarios:

  1. Me gustó mucho, sobre todo como hacía que su trabajo, algo tan anodino e incluso desagradable (aquellos papeles de carnicería) fuera algo especial. Y el amor a los libros, por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué libro tan raro. Es un libro sobre libros. Pero también un libro sobre la soledad, un libro casi psiquiátrico. Y un libro político. Y eso en muy pocas páginas. Una maravilla.

      Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Haz (educadamente) tu comentario.