lunes, 8 de agosto de 2016

BIENVENIDOS A GRECIA

Esta es una de esas películas que mejor ver en casa, porque, de lo contrario, el cabreo por el dinero de la entrada puede ser morrocoturo. A ser posible haciendo otra cosa como actividad principal: planchar, cocinar, ligar por internet, zurcir calcetines…

Porque no tiene el menor interés. Es previsible, boba, tópica, tontorrona, plana e insustancial.

Se sitúa en la estela de la divertidísima Bienvenidos al Norte y de su secuela (?) Bienvenidos al Sur. Pero lo que en estas dos primeras era divertido e incluso interesante desde la reflexión y la etnografía comparada, aquí se vuelve una sucesión de supuestos gags con los tópicos más manidos y menos soprendentes de la supuesta rivalidad entre alemanes y griegos.

Porque de eso va. Un banco alemán es enviado a una maravillosa isla griega para que la evalúe con el fin de concederle unos créditos para hacer no sé qué. El resto se lo pueden imaginar: el cabeza cuadrada frente a los herederos de Ulises y Dionisos.

Todo mal. Y, si alguien aguanta hasta el final, aún peor. Huir.



Título original: Highway to Hellas.
Año: 2015.
Duración: 88 minutos.
Nacionalidad: Alemania.
Dirección: Aron Lehmann.
Guión: Arnd Schimkat, Moses Wolff, Aron Lehmann.
ner 



Puntuación: 1 (sobre 10)

2 comentarios:

  1. Vaya. No tiene uno ganas de verla, desde luego. A mí me gustó mucho "Bienvenidos al norte". También "Bienvenidos al sur", con un cameo muy divertido de Dany Boon.

    ResponderEliminar
  2. No pierdas el tiempo. Si te gustaron ésas que dices, dales una vuelta más, pero ésta no. Yo me lamento del tiempo perdido. Debe ser que en verano se reblandece el cerebro.

    ResponderEliminar

Haz (educadamente) tu comentario.